Nudos-y-cruces

Llevo oyendo hablar de Rebus y leyendo reseñas de sus novelas desde que aterricé por la blogosfera. Le tenía entre mis pendientes hace tiempo, y además las opiniones que leía eran buenas, aunque el fanatismo de uno de sus lectores me ha terminado de convencer.

 

Al terminar Nudos y cruces me he dado cuenta de un aspecto significativo. Pocas veces oigo hablar de Ian Ranking, o de las novelas de Ian Ranking, sino de Rebus. Sucede algo parecido con otro de mis detectives fetiche, Harry Hole. Sí, Jo Nesbo es muy conocido, pero entre sus fieles seguidores a sus novelas se las conoce más por el nombre del detective que por el nombre del autor. Y lo mismo sucede con Rebus. Todo el mundo me ha hablado de las virtudes del detective, lo brillante que es como personaje, y lo bien que lo ha creado su autor.

 

Y es que ahí reside el encanto de esta novela. Es una primera novela, no es brillante, ni seguramente la mejor, estoy convencida de ello. Es el arranque del personaje, e incluso el propio autor durante la primera mitad de la novela te habla más de Rebus que del caso que investiga. Y creo que es una declaración de intenciones: mostrar un retrato de Rebus, de Escocia y de sus gentes a través de las pinceladas que nos da de Rebus página tras página.

 

Nos describe a un John Rebus de pelo castaño, ojos verdes, aficionado a beber, separado y con una hija llamada Samantha, con un hermano hipnotizador llamado Michael, un Rebus que sirvió en el ejército y posteriormente a eso tuvo una crisis nerviosa, que disfruta desayunando café recién molido los domingos, que colecciona libros no leídos, que le gustan los delincuentes que se implican y que hacen ostentación de su estilo de vida. Líneas y líneas donde vamos conociendo la personalidad de Rebus, sus gustos, sus manías, sus sentimientos.

 

En esta novela, a parte de introducirnos al personaje, nos narra los asesinatos de unas niñas que no llegan a ser violadas, solo asesinadas, lo que inquieta aún más a la policía. Una serie de anónimos acompañados de nudos y de cruces, conducirán a Rebus a explorar su pasado, a tener que navegar por las profundidades de su mente para desentrañar algunos de sus miedos y sus traumas.

 

Sobre el caso que nos cuenta, tiene fallos, carencias, con muchos flecos que hacen que sea un tanto irregular. E iba sobre aviso, ya sabía que la brillantez de las novelas de Rebus viene y va, pero es cierto que el personaje tiene un magnetismo que hace que eclipse el resto de la trama. Es peligroso este punto, porque o eres un adicto a Rebus, o caes en el riesgo de dejarlo. Pero es cierto que el personaje tiene algo que te atrapa y que te hace querer conocer más sobre él.

 

Por si queda algún despistado en la sala, la serie de Rebus de RBA está este verano, entre otros libros, a mitad de precio. A pesar de que no debería comprarme más libros hasta dentro de décadas por todo lo que tengo para leer, me temo que caerá alguno más. Preveo que Rebus y yo vamos a ser buenos amigos.

 

 

Título: Nudos y cruces.
Autor: Ian Ranking.
Editorial: RBA (serie negra)
ISBN: 9788498679977
Páginas: 235
Precio: 9,95€ (promoción de verano)