“—¿Y qué me dices del chiste del establo? — preguntó Agnes.
—¿Qué coño es el chiste ese del establo?
Agnes levantó las cejas y puso morritos mientras le daba vueltas a si seguir o no. Hasta entonces, prácticamente en todas las ocasiones le habían contestado con el chiste del establo en cuanto preguntaba a los nacionalistas sobre emigrantes de segunda, tercera y cuarta generación.
—Si una rata nace en un establo, ¿la rata será un caballo?”

 

Agnes Lukauskas se enamora de Omar Arnarson una madrugada de domingo en la cola del taxi. Agnes, también, tiene una aventura con Arnór, un neonazi con una conversación del todo fascinante y con unas ideas que la deslumbran y horrorizan a partes iguales. Los abuelos de Agnes murieron en 1941 a manos de los nazis en una masacre brutal que redujo a la mitad a los habitantes de la ciudad lituana de Jurbarkas. Por ello, y por muchas otras razones, Agnes se avergüenza de sentirse atraída por Arnór.

 

Sin embargo, nada de esto es lo importante de esta novela. Illska, La maldad es una extraña y curiosa amalgama de textos, reflexiones, historias y situaciones que tratan de hacernos reflexionar, presentando muchas más preguntas que respuestas. La estructura del libro alterna dos hilos narrativos. En ocasiones, la vida de Agnes con intentos de contextualización del Holocausto. En otras, la mirada de un bebé ante la vida con la desesperación de una madre por sobrevivir a una crisis. Esta forma de estructurar la narración resulta fundamental para dar un respiro al lector. Y es imprescindible leerlo de manera lineal, ya que cada uno de los ejes argumentales influye en la comprensión del otro.

 

Esta es una de esas lecturas de las que no saldréis siendo los mismos que cuando la empezasteis. Logra dejar un poso, y que te plantees verdades que consideras irrebatibles. No importa tu ideología política, ni si estás de acuerdo con la defensa de la raza, de la identidad nacional, de la protección de fronteras o de la pureza de la sangre. Da igual si sois nacionalistas, regionalistas o si todas estas controversias no os interesan en absoluto. A lo largo del texto se presentarán algunas situaciones que te harán replantearte las líneas que delimitan el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto. Que medites acerca de lo que esperarías de cada uno de los individuos que te son presentados, y que te sorprendas con tu propio modo de ver el mundo y a la gente que te rodea. Y todo ello, lo consigue tan solo con tres personajes, con sus conversaciones, con sus interacciones.

 

Eiríkur Örn Norðdalh

La lectura de esta obra no resulta sencilla. No posee una prosa complicada ni un vocabulario difícil de entender. No van por ahí los tiros. Al llegar a la última página todo lo leído empieza a recolocarse en nuestro cerebro y a cobrar verdadero significado. Pero en algunos momentos la trama permanece inmutable y en exceso pausada. Algo que creo que es premeditado para conseguir un efecto muy concreto en el lector. ¿Estamos ante una novela aburrida? No, para nada es aburrida. Pero sí sobrecogedora. La intensidad de algunos fragmentos abruma, y es necesario leerla a sorbitos para disfrutarla como se merece.

 

Lo que sí os digo es que vale la pena el esfuerzo. Olvidaros de abordar este libro en un fin de semana o en unos días de vacaciones. Abridlo por el comienzo, empezad a leer y dedicadle un ratito cada día. No solo porque no es un libro para leerse de un tirón, sino porque llevaréis la historia con vosotros durante muchos más días. Adquiriréis una mayor capacidad de reflexión y vuestra mente irá dibujando un esquema mental de todo lo asimilado.

 

Título: Illska, La maldad (Illska. Höfundur).
Autor: Eiríkur Örn Norðdalh.
Traductor: Enrique Bernárdez.
Editorial: Hoja de Lata. (2018).
Año de publicación: 2012
ISBN: 9788416537419.
Páginas: 640.
Precio: 27,90€.
Ficha del libro en Hoja de Lata:
http://www.hojadelata.net/tienda/illska-la-maldad/