barcelona-negra2014

No sé si quedará alguien en la blogosfera que no se haya enterado aún que me he venido a la BCNegra de este año. Después de la experiencia de Gijón y Getafe, tenía que rematar con Barcelona. Sí, ya sé que hay más eventos en más ciudades, pero las 3 «grandes» podríamos decir que son estas.

 

Arranqué el día visitando uno de los añadidos que ofrecen estos eventos, una exposición. En la Biblioteca Pública Arús, una joya de sitio que sólo por ver dicho templo de sabiduría merece la pena el paseo, tienen una exposición pequeñita pero muy interesante: Las «elementalmente» malvadas del mundo de Sherlock Holmes. Un breve fragmento por cada una de las principales féminas que incluyó en su obra Arthur Conan Doyle, acompañados de objetos curiosos de este personaje fetiche que es Sherlock Holmes: ediciones en idiomas orientales, discos, audiograbaciones, comics, libros infantiles… Puede que lo que más llamativo me resultase fue una muestra de una obra de taquigrafía, que siempre ha sido un sistema que me ha atraído mucho.

 

Por la tarde, arranqué las charlas con «El lado oscuro y criminal de la ciencia», con Gauke Andriesse, Amalia Lafuente, Lorenzo Luengo y moderados por Cecilia Picún. Tal vez por llegar tarde, me costó ubicarme un poco, pero básicamente se trataba el uso en la novela de temas de carácter farmacológico, de estudios biológicos, y el jugo que se le podía llegar a sacar. En el mundo de la farmacología, como comentaban, solo el 10% se trata de investigación innovadora. En el campo de la biología se están produciendo avances muy atractivos a la hora de ser novelados, porque pueden abarcar un gran marco de posible criminalidad.

 

El origen de todo este tipo de literatura, según comentaba Lorenzo Luego, proviene del Romanticismo, cuando los avances en la medicina dispararon la imaginación de los autores, e inventaron todo tipo de perversiones relacionadas con el tema: Frankestein, de Mary Shelley; Doctor Jekyll y Mr. Hide de Robert L. Stevenson… Existía ese miedo a la doble cara de los avances en medicina.

 

Otro tema muy atractivo para la novelación es el del robo de órganos: te despiertas un buen día en una bañera llena de hielo, con una nota que te avisa que debes avisar a urgencias porque te han extraído un órgano. El hecho de escoger todos estos temas también es una forma de denunciarlos, de ponerlos en tela de juicio, y hacer reflexionar sobre ellos al lector.

 

La siguiente charla, «La Barcelona gris, oscura y griste de los años cincuenta» tenía una pinta fabulosa. Con José Fernando Mota, Rosa Ribas, Jordi Sierra i Fabra y Javier Tebar, moderados por Sergi Doria. Por desgracia, no ofrecieron traducción simultánea del catalán y no entiendo ni una palabra, por lo que no puedo hablaros de qué fue.

 

Por último, cerramos las mesas con «Psicópata», mesa con la participación de Nieves Abarca, Vicente Garrido y César Pérez Gellida, moderados por Carlos Otamendi, inspector de homicidios del cuerpo de Mossos. Fue una charla de lo más interesante, en especial por contar con un gran experto como es Vicente Garrido, reconocido criminólogo.

 

Trataron los diferentes aspectos de un psicópata, comentando que es el más literario de todos los transtornos médicos. Es un personaje fantástico, incapaz para los remordimientos, que no ve la diferencia entre el bien y el mal. Es un personaje que literariamente, ofrece elementos de sorpresa y amenaza como ninguno.

BCNegra2015-1dia

 

 

Un aspecto muy destacable es que la psicopatía no siempre va acompañada del crimen. Hay muchos sujetos con características muy notables de psicópata que están perfectamente integrados en la sociedad, y descargan su ira con acciones cotidianas, y quizá por ello mucho más dañinas que un asesino. Porque la psicopatía es la capacidad más desarrollada de llevar a cabo el mal, pero no es la única persona capaz de llevarlo a cabo.

 

Un aspecto muy interesante que se comentó, es que la psicopatía precisamente no es un atenuante ante una condena criminal. Porque el psicópata sabe perfectamente lo que hace, simplemente no posee la empatía ni la capacidad de sentir culpa por sus actos, por lo que puede ser mucho más dañino que un asesino «al uso».

 

Tras las charlas vinieron las cañas, con Nieves, con Vicente, con Susana Hernández, con Dsdmona (del blog dsdmona1.blogspot.com) y con Abrir un libro (del blog abrirunlibro.com) Esta fue, como siempre, la parte más interesante de la tarde, porque el ambiente es distendido y los autores no solo te hablan de sus libros, sino de lo que leen ellos y de sus gustos en cuanto a cine y televisión también. Un gustazo.