¡Saludos, lectores sin prisa! Ha terminado octubre y con él mi etapa favorita del año. La llegada del otoño me pone triste, pero lo del cambio de hora lo llevo peor que los niños. Creo que es algo a lo que nunca terminaré de acostumbrarme. No tener opción de salir de trabajar de día me provoca mucha angustia, así que crucemos los dedos porque llegue pronto el invierno y con él el aumento progresivo de las horas de sol.

 

Aunque en otros aspectos de mi vida no ha sido un gran mes, sí lo ha sido en cuanto a lecturas y compras. De hecho las compras han sido TANTAS que hace unos días lancé una encuesta vía Twitter para que opinaseis qué preferíais ver, si compras de libros nuevecitos o de libros viejunos. Y sí, ganó la opción #ponunlibromohosoentuvida que va a ser una máxima en mi vida.

 

No me enrollo, vamos con el resumen.

 

Lecturas de octubre:

Tengo comprobado que me funciona mejor moverme en distancias cortas. Cuanto más corto es un libro, normalmente más horas le dedico. Cada vez me condiciona más la barrera de las 400 páginas, dedicarle tanto tiempo a una sola historia, por muy buena que sea, termina agobiándome. Así que este mes me ha ido muy bien porque me he centrado en libros más pequeñitos. Esta es la lista:

 

ultima-pagina-octubre-2016-leersinprisa-1

Rampo, la mirada perversa, de Edogawa Rampo (Satori, 2016).

 

Éxtasis, de Louis Couperus (Ardicia, 2016).

 

Los hombres me explican cosas, de Rebecca Solnit (Capitan Swing, 2016).

 

Mal trago, de Carlos Bassas del Rey (Alrevés, 2016).

 

El fantasma, de Arnold Bennett (Erasmus, 2016).

 

Museum (3 volúmenes), de Kyousuke Tomoe (Norma, 2016).

 

Mystery Mile, de Margery Allingham (Leído en la edición de Novelas Escogidas de Aguilar, 1964).

 

El cáliz de los Gyrth, de Margery Allingham (Leído en la edición de Novelas Escogidas de Aguilar, 1964).

 

Adquisiciones:

 

Como os decía más arriba, vosotros habéis escogido los libros que voy a enseñaros este mes. Nada de novedades editoriales o libros que todos vemos cada día en redes sociales y cuando entramos a las librerías. Libros antiguos, descatalogados y, sí, mohosos algunos de ellos. Ya sabéis, #ponunlibromohosoentuvida.

 

ultima-pagina-octubre-2016-leersinprisa-2

 

Quiso la casualidad que un par de días antes de que instalaran en mi ciudad la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, Juan Mari Barasorda me recomendó un libro de esta colección de Plaza y Janés que desconocía. He de reconocer que tan solo por las portadas ya merece la pena hacerse con los libros. Me fié de la colección y de que unos de los libros fuera de Ruth Rendell, la única que conocía de todos ellos. Y creo que a 2€ el libro bien merece la pena hacerse con los cuatro.

 

El collar de sangre, de Noël Vindry (1984).

 

El horóscopo del muerto, de Yves Dartois (Plaza y Janés, 1985).

 

Uno horizontal, dos vertical, de Ruth Rendell (Plaza y Janés, 1985).

 

Mambru ha muerto, de Pierre Very (Plaza y Janés, 1984).

 

 

ultima-pagina-octubre-2016-leersinprisa-3

 

Estos tres vienen contaminados por la fiebre que me ha entrado con Craig Rice, una autora desconocida para mí hasta hace nada de la que estoy descubriendo auténticas maravillas. Está descatalogada, pero hay una gran cantidad de libros suyos de segunda mano. Iberlibro es una mina para estas cosas. Quizá lo mejor es que en la Antología también viene una historia de Edogawa Rampo. Así maté dos pájaros de un tiro.

 

Antología policíaca (Sexta selección), de Varios Autores (Acervo, 1963).

 

Asesinato perfecto, de Craig Rice (Albatros, 1944).

 

Un cadáver afortunado, de Craig Rice (Novaro, 1967).

 

ultima-pagina-octubre-2016-leersinprisa-4

 

Por último, dos recomendaciones de Juan Mari Barasorda que me compré sin pensar:

 

El misterio de la casa roja, de A.A.Milne (Plaza y Janés, 1985).

 

La dama del depósito de cadáveres, de Jonathan Latimer (Colección El Buho, 1958).

 

Lecturas actuales:

Gracias a que Impedimenta este mes ha publicado una nueva traducción de Margery Allingham me he dicho que es un buen momento para descubrir a esta autora. Me he comprado tres libros suyos un tanto descatalogados y me he puesto a la tarea de leerme su serie de Albert Campion por orden. La primera entrega no está traducida, por lo que ya empezamos mal. La traducida por Impedimenta es la quinta, y es probable que de momento me lea solo de la segunda a la quinta, y el resto las deje para más adelante. Si todo va bien, en unos días haré una semana dedicada a ella en el blog para tratar de animaros a que al menos os acerquéis a El signo del miedo, la más fácil de encontrar.

 

Con la lectura de esta autora ya solo me falta acercarme a la obra de Dorothy L. Sayers para haber leído algo de las 4 Damas del Crimen de la época dorada del género de misterio (las otras dos serían Ngaio Marsh y Agatha Christie).

 

También estoy degustando las tiras cómicas del Agente X-9, con guión de Dashiell Hammett y dibujo de Alex Raymond. Si os gustaron las tiras de Dick Tracy ya estáis tardando en poneros con ellas.

 

Proyectos varios:

Dimelo-al-oido-2

 

Donde dije digo, digo Diego. Reconozco que me picaba el gusanillo de los podcast. No retomaré la sección en el blog, pero gracias a Ricardo Bosque tuve la idea de compartir los enlaces a través de Google Plus. Es una herramienta que uso poco, pero que veo que puede tener potencial, y que sobre todo me puede ahorrar mucho trabajo. Cuando escuche un podcast que me guste, lo enlazaré ahí y listo. Así no tendré que darme los atracones que me daba todos los viernes por la noche, ni llenar los TL de Twitter o Facebook con estas cosas. He creado una colección para ello llamada Podcast Literarios, que creo que tiene un nombre más fácilmente identificable para quien haga una búsqueda en Google. Esta es la dirección por si alguien se anima a pasarse algún día: https://plus.google.com/u/0/collection/40NtqB. Si me seguís en esta plataforma ya deberíais poder ver dicha colección.

 

Reseñas del mes:

 

Rampo. La mirada perversa, de Edogawa Rampo. (Satori, 2016).

 

Éxtasis, de Louis Couperus (Ardicia, 2016).

 

Los hombres me explican cosas, de Rebecca Solnit (Capitan Swing, 2016).

 

Mal trago, de Carlos Bassas (Alrevés, 2016).

 

El fantasma, de Arnold Bennett (Erasmus, 2016).