IMG_20130404_195428

Todos sabéis ya, y si no lo intuiréis, que estoy algo desganada con mis lecturas en estas últimas semanas, incluso meses. Publico menos regularmente en el blog por falta de tiempo, pero también de lecturas que me apasionen. Si, estoy leyendo buenos libros y estoy disfrutando con ellos. Pero necesitaba un libro de esos que te pegan a la butaca durante todo un día, esos que no te quitas de la cabeza cuando no los estás leyendo, esos que por algún motivo te enamoran.

 

Eso es lo que me estaba pasando hasta que por fin llegó Eladio Monroy a mi vida. Y le ha costado. Pedí los libros a la Librería Estudio en Escarlata, en Madrid, con tan buena suerte de que se habían agotado. Y no ha sido hasta anteayer cuando por fin los he tenido en mi poder. Por lo tanto, no podía esperar más a ponerme con ellos.

 

El primero de la saga es este que os traigo hoy, y os aviso que me ha durado unas 24 horas.

 

Eladio no es un investigador privado, ni un policía, ni siquiera uno retirado. Eladio es un canario jubilado de la marina mercante. Un  buen tipo, preocupado por sus amigos y su bienestar, ayudándoles siempre que puede. Desde intentar colocar a un amigo inmigrante mecánico en un taller, hasta regalarle diariamente el periódico a su vecino del 4º derecha. Se gana la vida con su pensión y con algún trapicheo que hace por ahí. Nada ilegal, pero tampoco legal del todo.

 

Por eso, le ofrecen un trabajillo para ganarse unos cuartos: hacer de chofer por un día. Parece algo sospechoso: hay que llevar a un tipo importante de un lado para otro y está bien pagado. Pero el dinero siempre viene bien y Eladio los tiene bien puestos: al menor problema, deja al tipo en cuestión y se larga.

 

Esta aventura es sólo la excusa para adentrarnos en la verdadera trama de la novela: Ana María, la ex-mujer de Eladio, le llama desesperada para pedirle su ayuda. Por lo visto alguien les está extorsionando a ella y a su marido por un vídeo un tanto subidito de tono, de ellos dos con compañía. Y Eladio parece el hombre perfecto para el trabajo. Pero como siempre pasa en estos casos, al final la cosa se complica.

 

No es una historia con grandes pretensiones: es directa, sencilla, con una trama sin complicaciones pero bien hilada. Quizá de ahí que sea tan adictiva. No necesita tramas excesivamente complejas ni 200 personajes para que guste. Es la historia de un canario, de vuelta de todo, pero no por ello buena persona. Y quizá es lo que más me ha gustado de Eladio Monroy: lo buena persona que es. Que es un tipo duro, oiga, eso no se lo estoy quitando. Pero se preocupa de los suyos, es tierno cuando es necesario, y sobre todo es un tipo de fiar. El típico amigo con el que sabes que puedes contar, de los que merece la pena tener a tu lado porque si estás en un aprieto va a estar ahí.

 

Como digo, la historia está muy bien enlazada. No se complica la vida, pero tampoco es una historia simplona, no confundamos los términos. Eladio es un tipo duro como el que más, y si tiene que ponerse a dar guantazos no le tiembla la mano. Pero también tiene claro que la violencia hay que dejarla para casos extremos.

 

Como veis, Eladio es un encanto y me ha enamorado.

 

Dato curioso sobre el libro: los capítulos no están numerados, pero si titulados. Los títulos son iguales a la última frase de cada capítulo que titulan, y a su vez son citas literarias que el propio autor al final del libro nos invita a buscar. Aunque ya nos avisa que no vamos a encontrar todas.

 

Sobre Alexis Ravelo, pues no sé qué contaros. Que le conocí vía Twitter a él antes que a sus novelas, por lo que ha sido como leer el libro de un amigo. Hemos compartido opiniones sobre libros y he vivido el lanzamiento de sus últimas novelas. Así que la lectura de este libro ha sido aún más especial.

 

Si no os suena su nombre, ya podéis apuntároslo, porque viene pisando fuerte. No es novato ni mucho menos, lleva muchos años escribiendo, lo que pasa que de momento ha pasado de puntillas, aunque su personaje de Eladio Monroy cada vía lo veo más por la blogosfera y por las redes sociales, de lo cual me alegro mucho. Aunque no sólo escribe sobre Eladio. Os dejo el enlace a su blog para que fisguéis y le conozcáis un poco mejor: http://alexisravelo.wordpress.com/. Y de su perfil de Twitter: @AlexisRavelo1

 

Seguramente, veáis por aquí muy prontito la segunda entrega de Eladio Monroy, Sólo los muertos, porque me he quedado con ganas de mucho más.

 

Título: Tres funerales para Eladio Monroy.
Autor: Alexis Ravelo.
Editorial: Anroart Ediciones.
ISBN: 9788496577633
Páginas: 305
Precio: 14,56€