Leer sin prisa

"No hay dos personas que lean el mismo libro" Edmund Wilson

Etiqueta

Reseña

La vegetariana, de Han Kang (2007)

“«Todo esto no tiene ningún sentido. No puedo aguantar más. No puedo seguir adelante. No quiero seguir adelante.» Volvió a recorrer con la vista los objetos de la casa. Nada de lo que había allí era suyo. Del mismo modo… Seguir leyendo →

Hijos del dios binario, de David B. Gil (2016)

Daniel Adelbert es un prospector, un experto en localizar objetos únicos de la historia, especialmente del siglo XX. Durante años tan solo ha trabajado a los servicios de Ludwig Rosesthein, pero un tal Kenzô Inamura está dispuesto a cualquier cosa… Seguir leyendo →

Juegos de cloaca, de Jon Arretxe (2015)

  Las series de novelas negras tienen su parte buena y y su parte mala. Lo malo es que si eres una persona maniática como soy yo te obligas a leer toda la serie, y en orden, para evitar encontrarte… Seguir leyendo →

Todos los miedos, de Miguel Ángel González (2016)

Cuando nuestro día a día sufre un giro, un cambio, se ve alterado por un acontecimiento traumático, ¿cómo gestionamos ese dolor? ¿Guardamos silencio y evitamos el tema para así enterrar ese episodio en el rincón más oscuro de nuestra memoria?… Seguir leyendo →

El hombre delgado, de Dashiell Hammett (1934)

Según Selected Letters of Dashiell Hammett la noche del 22 de noviembre de 1930, el sábado antes de Acción de Gracias, Hammett acudió a una fiesta en Hollywood celebrada por Darryl F. Zanuck quien sería en poco tiempo uno de… Seguir leyendo →

Mi impresionante carrera, de Miles Franklin (1901)

Cuando solicité Mi impresionante carrera en préstamo interbibliotecario no sabía demasiado sobre esta novela. Sabía que había sido publicada originalmente en 1901, que estaba considerado un clásico en Australia y que trataba sobre una mujer fuerte. Y claro, que era… Seguir leyendo →

Mujeres, de Andrea Camilleri (2014)

Siempre me pregunto cuánto del autor hay en los personajes que crea en sus novelas. Uno de esos casos es el de Andrea Camilleri y Salvo Montalbano. Con tan solo leer un par de novelas del comisario descubres su carácter… Seguir leyendo →

El huésped, de Marie Belloc Lowndes (1913)

El señor y la señora Bunting han vivido tiempos mejores. Durante años han trabajado en el servicio de diferentes casas y familias, pero circunstancias de la vida han hecho que poco a poco su condición sea cada vez más precaria…. Seguir leyendo →

Monstruos rotos, de Lauren Beukes (2014)

Cuando en 2013 leí Las luminosas de Lauren Beukes me quedé completamente impactada. Fue uno de esos libros que me costó leer por la empatía que llegué a sentir con la protagonista. Tanta, que tuve que dejarlo a medias y… Seguir leyendo →

Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, de Juan Ramón Biedma (2015)

Londres, 1891. La ciudad se encuentra invadida por una terrible niebla que asola a la ciudad por segunda vez, una mezcla de bruma y contaminación tan sumamente densa que impide que seas capaz de ver tus propios zapatos. Dentro de… Seguir leyendo →

Los jugadores, de Carlos Fortea (2015)

  Las fuentes históricas nos indican que cuando en 1914 se inició la Primera Guerra Mundial sería una guerra corta. A pesar de que es es un breve espacio de tiempo fueron muchos los países que se vieron involucrados debido… Seguir leyendo →

Billie Holiday: la dama de la voz arrastrada (1915-1959)

“- Nunca has oído cantar a nadie tan lenta y cansinamente, ni arrastrar así la voz – respondió, pero no logró etiquetarme. Siempre pensé que ése era el mejor cumplido que podían hacerme. Antes de que nadie pudiera compararme con… Seguir leyendo →

En realidad, nunca estuviste aquí. De Jonathan Ames (2013)

Joe es uno de esos hombres que han cumplido su papel en la vida. Estuvo en los marines y posteriormente en el FBI, pero las cosas no fueron demasiado bien. Por ello es un hombre perseguido y solitario, siempre con… Seguir leyendo →

La enciclopedia de la tierra temprana, de Isabel Greenberg (2013)

Érase que se era un hombre en una canoa que de pronto se topó con una mujer en otra canoa. De manera instantánea quedaron prendados el uno del otro . Tanto que casi de forma instantánea deciden casarse y jurarse… Seguir leyendo →

En la niebla, de Richard Harding Davis (1901)

En la niebla de Richard Harding Davis va de frente.  Creo que no hay fenómeno atmosférico más evocador de Londres que la niebla. Y la ilustración de la portada de mano de Natalia Zaratiegui en la magnífica edición de Ardicia, con ese… Seguir leyendo →

La esmeralda del Zar Rojo, de Sam Eastland (2010)

El siglo XX fue el siglo un siglo de cambios. En parte debido al desgaste de los sistemas establecidos, en parte debido a los grandes avances que se produjeron a nivel tecnológico, uno a uno los países del viejo mundo… Seguir leyendo →

Un hombre muerto, Ngaio Marsh (1934)

Hace tiempo ya que descubrí saltando de un autor a otro a esta escritora de nombre impronunciable, pero no ha sido hasta Septiembre que me he lanzado a buscar sus libros para poder leerla. Ngaio Marsh es de origen australiano,… Seguir leyendo →

Hotel Mediterráneo, de Alejandro Pedregosa (2015)

El Hotel Mediterráneo, contra lo que pueda parecer, no tiene vistas al mar. Muy al contrario. Desde sus ventanas podremos observar robles y hayas; una visión multicolor compuesta de todos los matices del otoño. Tampoco se trata de un hotel en… Seguir leyendo →

Cuentas pendientes, de Susana Hernández (2015)

Leer toda la obra de un escritor de golpe es una sensación extraña. Reconozco que es algo que me encanta hacer (siempre y cuando no se trate de un autor con 40 novelas publicadas, claro). En pocos días te zampas… Seguir leyendo →

Contra las cuerdas, de Susana Hernández (2012)

Rebeca Santana no está pasando su mejor momento. Su vida sentimental pende de un hilo. Ha abandonado la casa de Malena debido a un conflicto laboral-personal con ella y parece que su relación no tiene arreglo. Para colmo, está sufriendo… Seguir leyendo →

La puta que leía a Jack Kerouac, de Susana Hernández (2007)

Parece ser que Susana Hernández tenía que acabar escribiendo novela negra o policíaca. Estaba predestinada. En La casa roja la presencia de más de un cadáver y de algún asesinato ya la colocaba en esa dirección. No se trataba la… Seguir leyendo →

© 2017 Leer sin prisa — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑