THE-BAT

Como loca estoy con haber sido capaz de terminar este libro (¡¡por fin!!) Los que seguís mis “Última página” habríais visto que lo tenía entre los libros que estaba leyendo desde hace un montón. Mi inglés no es todo lo bueno que me gustaría, y avanzaba tan lenta, y con todo lo que quiero leer… En resumen, que me desesperaba. Mi visita a la Semana Negra y el pedazo de regalo que me hizo Anik, editora de RBA, me hizo ponerme las pilas con la serie de Jo Nesbo. Ahora mismo, he terminado ya este libro, Petirrojo y Némesis. ¡A todo trapo!

 

He tenido serias dudas sobre como afrontar esta reseña, debido a que este libro no está traducido, y estoy segura de que más de uno tiene curiosidad por los dos primeros libros de Harry Hole, el detective protagonista de esta serie. Sobre el segundo no os podré contar nada, debido a que no sólo no está traducido al español, sino que no está traducido al inglés tampoco. Y mi francés no da para tanto. Pero sobre este primero sí, os puedo contar muchas cositas, así que primero os voy a contar el argumento y lo que me ha parecido el libro, y al final, con un aviso de spam os destriparé toda la trama del libro por si a alguien le interesa conocerla. Al lío.

 

Harry se nos va nada más y nada menos que desde Oslo a Australia. Allí se ha producido el asesinato de una muchacha noruega, Inger Holter, una camarera muy atractiva que es violada y estrangulada. Luego es arrojada al mar, lo que hace que se borren muchas huellas del estado de su cuerpo cuando murió. Harry hará pareja detectivesca con Andrew Kensington, uno de esos pocos australianos descendientes de los aborígenes del continente. Este dato es importante porque Nesbo lo usa como excusa para adentrarnos en la cultura y las leyendas australianas. Cómo no, tenemos a una chica, una compañera de Inger en el bar donde trabajaba como camarera, Birgitta Enquist de Suecia. Harry se enamora de ella nada más verla en el bar, con su pelo pelirrojo, sus ojos azules y sus pecas. Lo mejor de la relación con Birgitta será que Harry nos desvelará muchas cosas sobre su vida y su pasado, bueno se las desvela a Birgitta entre sábanas. Aparecen otros personajes, amigos de Andrew, que Harry conocerá en los tours que Andrew le dará por la ciudad. Especialmente relevantes son Robin Toowoomba, boxeador, y Otto Rechtnagel, un payaso homosexual.

 

Interrogarán al casero, al novio de Inger, al dueño del bar, y Harry irá dando palos de ciego. Es una de las características que he encontrado importantes respecto a Petirrojo: la inexperiencia de Hole. Barajan varias teorías y finalmente sospechan de que se trata de un asesino en serie.

 

Hasta aquí, lo que podéis leer sin destripe.

 

SPOILER PURO Y DURO DE THE BAT:

 

Tras el asesinato de Inger, e inspeccionar su piso, el primer sospechoso es Evans White, su novio. Descubren que es narcotraficante y todas las flechas parecen apuntar a él.

 

Andrew lleva a Harry a un espectáculo de boxeo local, donde conoce a Robin Toowoomba, protegido de Andrew, ya que este también había sido boxeador en el pasado.

 

Comienzan a investigar casos del pasado para ver si existe un patrón. Bajo la supervisión del jefe Larry Wadkins. Descubren dicho patrón: mujeres jóvenes, rubias, que han sido estranguladas en New South Gales. Esto les lleva a interrogar de nuevo a Evans White. Estando en el barrio donde él trafica, Harry se ve envuelto en una terrible pelea en la que acaba interviniendo un bate de cricket (de ahí el título de la novela) Se salva de algo más grave gracias a que Andrew aparece y sale en su ayuda, pero Andrew acaba mal herido y hospitalizado.

 

Las sospechas de Harry cambian de sentido cuando investigan las zonas y las fechas de las muertes que siguen el mismo patrón y Harry descubre que coinciden con las fechas y lugares en que se ha instalado el circo donde Otto Rechtnagel trabaja. Otto conocía bien a Inger del bar. Sabiendo que Otto es muy amigo de Andrew, Harry una noche que va a visitar a Andrew al hospital le confiesa que cree que es el sospechoso y que la siguiente noche van a arrestarle. Andrew trata desesperadamente de convencer a Harry de que no le detenga, que espere un día más, ya que es una cuestión de vida o muerte.

 

Desoyendo a Andrew, Harry acude al circo con sus compañeros para arrestar a Otto al terminar la función. Realizan un truco habitual de cada noche, que es decapitar a Otto en el escenario con un truco de magia. Cuando termina el espectáculo, van en su búsqueda a su camerino y encuentran todo lleno de agua sangrienta. Algo tapona el agua ensangrentada de la bañera: son los testículos de Otto. Y a él le encuentran desmembrado, con las extremidades por un lado y el tronco por el otro.

 

Acuden al piso de Otto, intentando buscar alguna pista de quién pudo matarle. El perro de Otto no deja de ladrar, se queja una de las vecinas. Al entrar en el piso, encuentran a Andrew, el compañero de Harry, colgado del cable de la lámpara. También encuentra un alijo de jeringuillas usadas de heroína. Con todo esto, se entiende que Andrew mató a Otto y luego se suicidó.

 

Harry acude al barrio de los traficantes, y allí descubre que Andrew era drogadicto y además era un muy buen cliente.

 

Harry se hunde, y tras un largo período de abstinencia alcohólica, recae. Con la excusa de querer interrogar a una prostituta, se la lleva a su habitación. Esa noche es el cumpleaños de Birgitta, la cual no ha querido pasarlo con Harry debido a que ya debe volver a Oslo. Pero aparece por el hotel y encuentra a Harry casi desnudo, borracho y con la prostituta. Birgitta sale corriendo. Harry sigue bebiendo.

 

A la mañana siguiente le expulsan del hotel, en un estado lamentable, debido a la discusión de la noche anterior y por haberse llevado a una prostituta al hotel. Va dando tumbos por la ciudad, bebiendo y siendo expulsado de todos los pubs por el estado lamentable en que está.

 

Finalmente, acaba pasando la crisis, se reencuentra con Birgitta y le perdona.

 

Harry sigue sospechado de Evans White, el novio de Inger. No tiene coartada y tiene motivos (ella intentaba que la relación avanzase y él quería quitársela de encima). Y además, descubren que dentro de los gustos sexuales de Evans están las rubias y los juegos en que se llega al borde de la asfixia.

 

Así que intentan ponerle una trampa con la ayuda de Birgitta. Llevará una mochila con un micrófono, y si se tuerce la cosa irán a su rescate. Ella queda con Evans, pero desaparece. Nadie da con ella por el barrio. Encuentran a Evans y él no ha sido. Como desconfiaba apareció con un coche distinto del que había dicho y por eso el equipo de vigilancia no le vio.

 

El misterio se resuelve con una llamada de Toowoomba, el boxeador amigo de Andrew, a Harry. Él es el verdadero asesino y él tiene a Birgitta. Propone un intercambio a Harry: Incriminan a Evans White de todo, y para ello Toowoomba le enviará pelos y fibras de cada víctima para empaquetárselas a Evans, y a cambio le devolverá a Birgitta.

 

Le envía todas esas pruebas a Harry, le llama y le confiesa cómo llevó a cabo todos los crímenes de las chicas. También le confiesa que tuvo que matar a Andrew y a Otto porque Otto descubrió que había matado a Inger y se lo contó a Andrew (de ahí que Andrew quisiera defender a Otto)

 

Acuden al piso de Toowoomba intentando desesperadamente encontrar a Birgitta. Cuando entran, no hay luz. Siguiendo un cable descubren que la puerta está conectada a los fusibles del piso para que se fuese la luz en cuanto entrase alguien. De este modo, el contestador borra su mensaje de bienvenida y Toowoomba puede saber llamando a su propia casa si han entrado o no. Convencen a la compañía telefónica de simular un corte de línea en todo el barrio para ganar tiempo. Revisan el piso de arriba abajo pero no hay nada. Hasta que descubren por azar unas cerillas especiales, que resisten la humedad mucho mejor que otras. Eso y un cuadro de un velero juntan las piezas.

 

Investigan a ver si Toowoomba tiene un barco. Lo tiene, y acuden al puerto en su búsqueda. El barco también parece estar vacío. Está amarrado, pero extrañamente también tiene echada el ancla… Al subirla, allí está el cadáver de Birgitta…

 

Harry tiene que dar con él. Finalmente, le siguen hasta el Acuario de Sidney. Harry da con él, se escapa, pero Harry le dispara en una pierna y en la espalda, cayendo en el tanque de un gran pez depredador…

 

FIN DEL SPOILER

 

La historia me ha gustado. Aunque se nota la inexperiencia de Hole, resulta de ayuda en la investigación y podremos ir viendo rasgos de su carácter: impulsivo, irreverente, desobediente… Pero con su puntito tierno. Es un enamoradizo, que a primera vista echa el anzuelo y no lo suelta hasta cazar a su presa. Otro de los puntos que me han gustado del libro, es todos los datos que nos trae sobre Australia, su cultura, sus indígenas, su historia y sus leyendas. De hecho sorprende ver lo parecidas que son algunas de sus leyendas a lo que nos narra la Biblia… Puede ser un punto en contra de los amantes de la novela negra pura y dura, porque tiene estos cortes que ralentizan la trama, pero creo que es interesante ver la opinión de un nórdico sobre un punto tan alejado y tan dispar en la cultura.

 

Sobre la trama policial, en general está muy bien, sabe mantener el interés y el climax no llega demasiado tarde. El final quizá un poco precipitado, pero no por ello malo.

 

SOBRE LA VIDA DE HARRY HOLE:

 

Hay un par de datos interesantes sobre Harry que se nos desvelan en la primera novela, que por lo que estoy viendo no se vuelven a contar en las siguientes, o al menos las que llevo leídas. Gracias a la relación amorosa de Harry con Birgitta se dan muchas confesiones personales en la cama.

 

La madre de Harry era una mujer amable, inteligente y medio Sami o lapona. Harry la echa mucho de menos, y su muerte le dolió tanto que durante 5 días fue incapaz de derramar una sola lágrima. Murió cuando él tenía unos 20 años. Su padre es maestro, aunque no le gusta demasiado, pero no lo dice. La relación con Harry es distante, probablemente porque no le gusta que su hijo sea policía. La persona que Harry quiere más en el mundo es su hermana Søs. Ella tiene Síndrome de Down, y tiene una relación muy estrecha con Harry.

 

Cuando iba al instituto tuvo su primera novia, Kristin. Fue novia del mejor amigo de Harry antes que de Harry, pero dejó a su novio para irse con Hole. Esto fue en parte un fallo porque ambos siempre sintieron que habían traicionado al amigo de Harry, y ello les dejó un rencor latente. Un verano se fue por Francia en Interrail con Kristin. Llegaron a Cannes pero no les alcanzaba el dinero para pagar uno de los hoteles de la ciudad, por lo que preguntaron por el siguiente tren para París, guardaron las maletas en consigna, y se fueron a patear la ciudad. Harry cuenta este viaje con mucho cariño, se ve que quería mucho a Kristin.

 

Cuando estaba en la policía, a Harry le sucedió algo que cambió su vida para siempre. Harry era alcohólico. Tanto, que no sabría contar la cantidad de veces que fue a trabajar borracho. Una noche, un compañero y él iban a un piso a interrogar a un hombre sobre un asesinato por drogas. Este hombre, intentó huir y le persiguieron en coche a gran velocidad. Esquivando a otro coche, tuvieron un accidente contra las líneas del tren. El colega de Harry fue lanzado a través del parabrisas 20 metros más allá, y se estampó contra un poste. Quedó en tal estado, que tuvieron que tomarle las huellas para comprobar que era él. Harry tuvo una fractura de cráneo y hemorragia interna. Debido a la conmoción, se perturbó su visión (de ahí que en Petirrojo no quisiera ir a las pruebas de tiro). Pasó varios días ingresado, y lo primero que hizo el día que le trasladaron a otra sala fue sobornar a un tipo para que le consiguiese una botella de whisky. El compañero de Harry se llamaba Ronny Stiansen, y amaba ser policía.

 

La policía declaró que el que conducía el vehículo era Ronny, no Harry, porque era el único de los dos que no tenía alcohol en sangre. La familia de Ronny fue a visitar a Harry al hospital, lo que fue una tortura para Hole, ya que él sabía que había matado a Ronny, y ellos estaban preocupados por el estado en que estaría Harry debido a la imprudencia de Ronny. Fue tan doloroso, que fue cuando Harry decidió no volver a probar el alcohol. Hasta que con la muerte de Andrew, su compañero en The Bat, vuelve a beber.

 

Pues esto es todo sobre esta novela. Pensaba incluiros una guía de personajes, pero como no vuelven a salir en su novelas tampoco tiene mucho sentido. En breve, la tercera entrega de la serie: Petirrojo.

 

Título: The Bat
Autor: Jo Nesbo
Editorial: Vintage Digital
ISBN: 1846551455
Páginas: 374
Precio en ebook: 6,01€