Cuando un autor te gusta, te fascina, lo habitual es que te lances tarde o temprano a leer toda su obra. Y aunque no es algo sencillo de identificar, muchos autores tienen un sello propio. Una prosa, una cadencia, una manera de componer las frases similar, un espíritu parecido dentro de su propia bibliografía que hace que sus seguidores les reconozcan. Quizá por ello a muchos lectores los relatos no les resulten atractivos: son varias dosis de una forma de contar muy parecida que pueden llegar a resultar repetitiva. Sin embargo, en ocasiones, hay creadores que consiguen imprimir un sello diferenciador a cada uno de los textos que crean. Elia Barceló pertenece a esta excepción.

 

En La maga y otros cuentos crueles tenemos historias de corte fantástico, de ciencia ficción, cuentos de hadas, historias negras y de intriga, e incluso cuentos que no se adscriben a ninguna de estas categorías. Lo que sí podemos destacar de casi todos ellos, es que podemos encontrar algún componente de carácter fantástico unido a buenas dosis de intriga. Y si son denominados “crueles” en el título, por algo es.

 

Resulta complicado escoger, pero siempre sucede que en este tipo de volúmenes cada lector encuentra la horma de su zapato en unos relatos más que en otros. Os dejo un breve resumen de mis predilectos:

 

Tinta violeta: Una profesora de universidad que pasa un momento complicado a nivel profesional recibe una carta en la que se le solicita que apruebe a una de sus alumnas. Se trata de una estudiante de intercambio que poco va a sacar de un suspenso, y nuestra protagonista decide aprobarle su asignatura. Lo que no sabía es que esta decisión cambiará el rumbo de su vida y de su carrera para siempre. Y no, no de la forma que seguramente estáis pensando.

Desde mi ventana: Magnífico ejercicio de estilo por parte de Barceló para contarnos una historia de corte criminal. Una mujer es observada día tras día a través de su ventana. Todo parece un inocente juego hasta que la persona que la observa contempla un horrible crimen.

La decisión de una dama: Una mujer decide poner fin a su vida, y para certificar su decisión escribe una serie de cartas de despedida a sus personas más queridas. Sale a cenar antes de quitarse la vida, y esta decisión de posponerlo unas horas puede dar al traste con su plan.

Jardines invisibles: Diferencias sociales, raciales y económicas puestas sobre el tapete para contemplar lo diferente que es la visión del mundo de personas que se encuentran tan cercanas en el tiempo y en el espacio. Un par de inmigrantes ilegales trabajan de sol a sol en los invernaderos de Málaga mientras otros disfrutan de sus vacaciones bajo ese mismo sol.

La quinta ley: Un homenaje de Barceló a Isaac Asimov y su novela Yo, robot, a través de una historia cargada de nostalgia, amor y tristeza ante un mundo que ha desaparecido. Un anciano vigilante de museo pasa sus días con la única compañía de un androide, hasta que un día un par de visitantes cruzan el umbral del edificio para cambiar ese pequeño mundo.

La Maga: Magnífico relato de terror narrado en primera persona a través de una serie de cartas dulces y entusiastas, rasgo que acentúa el ambiente terrorífico de la historia. Una familia con tres hijos se muda a una preciosa casa a las afueras de la ciudad, un lugar apartado del mundo. La historia es narrada por la cuñada de la familia, que está casi más enamorada de la vivienda que la propia familia. Y es que La Maga no es una casa cualquiera.

Elia Barceló.

Como podéis ver en esta pequeña muestra, hay temáticas de todo tipo y la forma de ser contadas también varía. Primera, tercera y hasta segunda persona. Relatos muy breves y otros de más larga extensión. Narraciones a través de cartas que nos permiten asomar al abismo interior del narrador. Voces femeninas, voces masculinas, voces neutras.

 

Creo que es la primera vez que me enfrento a una recopilación de historias cortas tan ecléctica. No solamente por el contenido de las historias, que también, sino por la mutación del estilo de un relato a otro. Siento ahora una enorme curiosidad por cómo serán las historias de formato largo de Barceló, a qué estilo se asemejarán más de todo este muestrario. Supongo que cada una de ellas será también única y diferente. En cualquier caso, lo que la autora deja claro es que no tiene miedo a nada y que trata de evolucionar y de cambiar, de no adaptarse a una sola voz reconocible y distinguida, sino que trata de dar buena muestra de lo camaleónica que puede ser su prosa.

 

El libro ofrece una serie de extras que suponen un plus a esta edición. Por un lado, una introducción de la propia autora explicando el cómo y el por qué de este volumen. Por otro una breve explicación de apenas una página tras cada una de las historias, para que comprendamos aún mejor las motivaciones que llevaron a Barceló a escribir cada una de ellas. Qué las inspiró, dónde se publicaron originalmente, qué buscaba la autora cuando las escribió. Una fórmula de comunicación directa con sus lectores para darles así más claves a la hora de entender y valorar sus textos. Incluso alguna clave para los más despistados o sencillamente para aquellos que tan solo se dejan llevar por el contenido y no se paran a analizar la forma.

 

Como podéis imaginar, recomiendo encarecidamente la lectura de este libro. Habrá algunos relatos que os fascinarán más que otros, pero estoy segura que al final de la lectura no cerráis las tapas del libro con sensación de indiferencia.

 

 

 

Título: La maga y otros cuentos crueles.
Autor: Elia Barceló.
Editorial: Cazador de ratas (2015)
Año de esta edición: 2017.
ISBN: 9788494706608.
Páginas: 274.
Precio: 15€.
Ficha del libro en Cazador de Ratas: https://www.cazadorderatas.com/producto/la-maga-y-otros-cuentos-crueles-2/