el-viento-y-la-sangre-leersinprisa

Antes que la novela negra, a mi vida y a mi corazón llegó el cine negro. Tuve la suerte de criarme con un hermano amante de los clásicos del cine, tanto de cine negro, mudo, western o bélico. Y he mamado estas películas. Debí ver El halcón maltés por primera vez con 5 años, y El sueño eterno con 7 más o menos. Esta escrito que acabaría siendo una lectora de novela negra.

 

Os cuento todo esto porque esta novela es igual que ver un clasicazo de cine negro. En mi mente podría ver los hombres con sus trajes de chaqueta cruzada y sus sombreros, las pistolas bajo la americana, los zapatos relucientes, las chicas con su pelo recogido, sus faldas y medias con liguero… Más que la novela en sí lo que me ha fascinado es cómo está escrita, como describe las escenas, los sentimientos, las tramas… Ya digo, que para mi ha sido igual que ver una película, es uno de esos clásicos de los que el cine negro copió su estructura a pies juntillas.

 

La historia comienza en la Ciudad del Viento, es decir, Chicago. Ciudad del crimen organizado por antonomasia. No sé hasta dónde contaros para no estropearos la trama. Digamos que Daniel Morton va en búsqueda de Lorna, su amor perdido. Quiere que se fugue con él y que comiencen de cero una nueva vida, lejos de todo y de todos. Tiene dinero, mucho, muchísimo, y puede ser fácil. Pero Lorna no quiere saber nada de Daniel ni del dinero. El pasado quedó atrás y ella no quiere volver a desandar el camino andado. El problema es que hay mucha gente que sí que quiere saber de Daniel y de ese dinero. ¿De dónde lo ha sacado? ¿Por qué lo tiene él? Y sobre todo, ¿dónde lo tiene?

 

Trama más subtrama. Personajes que se suceden y se superponen. ¿Que te has hecho un lío? No te preocupes, como ocurre en una buena película de la época, al final te hacen un resumen y recapitulan sobre todo lo ocurrido por si alguien se perdió por el camino. Siempre me encantaba esa parte de niña, porque siempre me costaba recordar todos los nombres y asociarlos a todas las caras. Y aquí lo tenemos. Resumen de todo lo ocurrido, aportación de nueva información y ubicación de cada uno de los personajes para que no se te escape ningún detalle.

 

Asesinatos, pistolas, persecuciones, coches antiguos, dinero desaparecido, secuestro, cadáveres y mucha sangre. Todo esto y más es El viento y la sangre.

 

Especial mención a dos cosas. La primera, la traducción de Alexis Ravelo y Thalia Rodríguez. No he leído el original en inglés, pero cuando llevas mucho leído las traducciones malas te crujen. Y esta no hace aguas por ningún lado, así que mi enhorabuena a los dos.

 

La segunda, la editorial. No solo por recuperar un gustazo de novela, sino por la edición. He adorado pasar cada una de las páginas con este papel tan gordito, y con ese olor tan característico de los libros un tanto antiguos. No sé cómo se ha conseguido pero tanto el tacto como el olor han participado de la experiencia de leer este libro. Mi enhorabuena y mi agradecimiento por ello a la editorial.

 

*Una breve edición para indicar que este libro fue escrito realmente por Alexis Ravelo dentro de un juego en el que trató de hacer un ejercicio de escritura canónica y una buena lección para demostrarnos cuántos autores clásicos desconocemos, para que lleguemos al punto de que nos “cuelen” este tipo de cosas.

 

 

Título: El viento y la sangre
Autor: M. A. West (Alexis Ravelo)
Editorial: Navona Negra (2013)
ISBN: 9788492840496
Páginas: 144
Precio: 13€
Ficha del libro en Navona Negra: http://navonaed.com/147-el-viento-y-la-sangre.html