“El mundo está harto de mi y yo estoy harto de él”. Con esta cita de Charles D`Orleans arranca El mapa y el territorio. Esta novela fue premiada en 2010 con el prestigioso premio francés Goncourt. Os adelanto esto, porque hay opiniones muy dispares sobre este libro en Internet. Y creo que si, que es uno de esos libros que te aburren mortalmente, o que hacen que le dé un vuelco a tu alma. A mi me pasó lo segundo.

 

Jed Martin, nuestro protagonista, es un artista. Es pintor, pero también es fotógrafo. Es un hombre especial, con una madre muerta por suicidio, y un padre un tanto distante que se irá acercando con los años. Jed es un hombre solitario, aislado del mundo, lo que hace que como artista despierte una atracción especial cuando presenta una fotografía en una exposición. Todo quieren saber qué ha hecho tanto tiempo aislado. Y es que la curiosidad humana es implacable.

 

Esta fotografía es una toma de un mapa de la famosa y conocida Guía Michelín, y este punto de partida hará que conozca a Olga, una rusa que trabaja para esta compañía y se siente atraída por la fotografía. A partir de aquí, la obra de Jed despuntará de un modo increíble, alcanzando un punto que ni el propio artista podría haber imaginado. Esta historia, la historia de Jed como artista, su obra, referencias a otros artistas y obras de arte, son la excusa para que Houellebecq nos narre una historia semi ensayo en muchos puntos.

 

El argumento es lo menos importante de la novela desde mi punto de vista. A mi me han calado más los temas que trata y especialmente su modo de escribir, su narrativa. Como bien ha dicho Aramys, es un libro que fluye, es un refugio, es balsámico. Es muchas cosas, te atrapa, te calma, te despierta sensaciones y sentimientos. No es tanto cómo te hace sentir la historia, sino cómo te hace sentir todo el libro, cada frase, cada página…

 

El libro está dividido en tres partes diferenciadas, especialmente la tercera, que perfectamente podría ser una novela independiente ella sola. Da un giro brutal tanto en la forma como en el fondo. El aspecto más anecdótico de toda la novela es que uno de los personajes principales, sino el más importante después de Jed, es un escritor que aparece en la obra, un escritor llamado Houellebecq. Si, el mismo autor se introduce en la novela, y se describe a sí mismo como un hombre solitario y borracho, que deja su vida pasar sin hacer nada con ella, tan solo ver la tele, dormir y beber.

 

Es la primera obra que leo de Houellebecq (y no será la última) pero dicen que no tiene nada que ver con sus obras anteriores. Desde luego, para mi, ha sido uno de los mejores libros que he leído este año, y solo siento no haberlo leído más del tirón, porque interminables interrupciones han hecho que lo deguste poco a poco, que aunque no es malo no es lo que deseaba con este libro.

 

No puedo acabar la reseña sin agradecer a Karo, a Aramys y a Carol el que provocasen que leyese este libro. Se organizaron para leerlo a la vez y comentarlo por Twitter (#mapayterritorio), y yo me inmiscuí vilmente por culpa de sus magníficos comentarios. Han esperado por mi para publicar hoy su reseña, que publicamos los 4 blogs simultáneamente. Así que ¡gracias chicos!

 

Reseñas de mis compañeros de Lectura conjunta.

Título: El mapa y el territorio (La carte et le territoire)
Autor: Michel Houellebecq
Traductor: Jaime Zulaika
Editorial: Anagrama (2011)
Año de publicación: 2010.
ISBN:9788433975683
Páginas: 384
Precio: 21,90 €