El-hombre-del-corazon-negro-leersinprisa

Sigo con reseñas de novela negra. Lo siento por aquellos a los que no les entusiasma el género, pero estoy muy decidida con el Reto de Cruce de Caminos y pienso seguir antes de que decaiga mi ánimo. De ahí que hace unas 3 semanas me fuese directa a la biblioteca a buscar todo lo que sonase a novela negra. La pena es que en la biblioteca pública de mi ciudad no abundan estas novelas, y las que hay casi siempre están prestadas (¿no les dirá nada ese dato?). Mi intención era escoger entre todo lo que hubiese de RBA de novela negra, y no encontré ni una. Así que me decidí por Destino.

 

No soy fan de las novelas negras de esta editorial, no suelen ir acorde al tipo de novela negra que a mi me gusta. Quizá son un poco más light y para todos los públicos. Pero me topé con esta de Ángela Vallvey, autora que me sonaba por haber ganado el premio Nadal (luego investigué y descubrí que lo ganó en 2002 y fue finalista del Planeta en el 2008). Es decir, que mal no podía estar escrito.

 

Nos encontramos con una novela con muchas voces, cada capítulo nos va narrando la historia de un personaje, llegando a titularse incluso con los nombres de cada uno de ellos. Al principio de la novela tenemos la típica guía de personajes que en algún momento se hace muy útil, no tanto porque aparezcan decenas de ellos, pero si por los nombres. Y es que esta novela trata principalmente de la trata de blancas en la zona de la Europa del Este.

 

El tema me atraía, y la narración corre rápida, pasas páginas a toda velocidad a pesar de la extensión de la novela (541 páginas), que el tamaño de la letra es grande y las páginas son un poco más estrechas de lo habitual. Quizá como protagonistas yo escogería a Sigrid, una policía mulata, aunque nacida en España, que una noche mata a un intruso en su casa clavándole el tacón de su zapato en el pecho. Este hecho la traumatizará y la perseguirá durante años, no pudiendo perdonarse a sí misma. Por otro lado, la historia de Polina, una niña de 15 años que quiere escapar de la miseria de Moldavia y acepta un trabajo de niñera que la conducirá, como imaginaréis, a ser vendida y tratada como ganado y a ser obligada a prostituirse.

 

En torno a estas dos mujeres se despliegan todos los demás personajes que acabarán confluyendo y relacionándose entre sí. El trabajo de campo es espectacular, aporta muchos detalles que dudo que sean inventados, y escarba muy a fondo en la vida de los personajes para que intentemos comprender el por qué de sus actos y su frialdad.

 

La historia tiene un buen arranque, durante un buen rato me hizo tener un nudo en el estómago con la historia de Polina, intentando ponerme en su piel. Es una novela que creo que debe ser percibida muy distinta desde la lectura de un hombre y la de una mujer. Pero por lo que sea, la autora de distrae de su objetivo. Los personajes van acumulando rencor y odio que se va perdiendo por el camino. Se adentra muy a fondo en la vida y milagros de cada uno de ellos, pero no profundiza en los motivos que les llevan a cometer según qué actos. Se queda coja. Hay sobreinformación en algunos puntos, y en otros te quedas con ganas de saber más.  No se me hizo aburrida ni pesada, pero sí coja.

 

Lo que si le reconozco es que está bien escrita, se nota que es una autora que sabe escribir y es un placer. Subrayé un montón de frases mientras la leía, lo que es bueno:

 

– Era una excelente tiradora,siempre dio por supuesto que le rompería las piernas al blanco,no la nuca.Y mucho menos el corazón

– Con esa misma pistola, con capacidad para trescientos clavos, se había suicidado […] apuntándola contra su sien.

– El dinero no lo es todo, jefe.
-Claro que no. No hay que olvidar los Bonos del Tesoro. Y los diamantes.

– Polina temía que aquel hombre la mirase y se quedara con ella dentro de sus ojos, que la metiera allí para siempre.

– Tenía la impresión de que su alma colgaba del techo prendida de un hilo,como la desnuda bombilla del cuartucho donde dormitaba.

Y sobre todo, la frase que resume el espíritu de todo el libro:

 

– “La gallina no es un pájaro como la mujer no es un ser humano”, decía el refrán, sabiamente”.

 

Título: El hombre del corazón negro.
Autor: Ángela Vallvey.
Editorial: Destino.
ISBN: 978842334133
Páginas: 544
Precio: 20,50 €