El-duende-del-hogar-leersinprisa

A un libro gratis, pocos de nosotros nos resistimos, ¿verdad? Eso es lo que me sucedió a mí hace un par de semanas, cuando Nevsky nos propuso que si hacíamos un pedido de uno de sus libros nos regalaban El duende del hogar, de Nadezhda Teffi. La autora era por completo desconocida para mí, pero siempre estoy abierta a nuevos autores, y reconozco que tengo especial debilidad por las autoras, así en femenino, ya que la historia las ha castigado en muchos casos sumiéndolas en el olvido solo por ser mujeres.

 

El duende del hogar es un libro de relatos, de 15 relatos exactamente en 180 páginas. Esto ya es una declaración de intenciones. Ya sabes de antemano que se va a tratar de pequeñas píldoras, de micro historias en algunos casos, y ahí es donde ha residido para mí la genialidad de Teffi. Ya os he comentado en numerosas ocasiones, y no me canso de repetirlo, que el ser capaz de contarte algo, una historia, una anécdota, un momento, en muy pocas páginas me parece aún más complicado que componer una novela de 300 páginas. En este caso, encontramos relatos de 8 páginas como “A caballo regalado…” o de 22 como “El duende del hogar“, que da título al libro. ¡8 páginas no son nada!

 

El libro además cuenta con un magnífico, e igualmente breve, prólogo con un aviso que nos indica “Aviso al lector: el prólogo analiza algunas de las tramas de los relatos”. Creo que este es uno de los grandes aciertos del libro por dos motivos. Primero, porque son leales al lector y le avisan de que dicho prólogo puede reventar las tramas de los relatos, para que sea el propio lector el que decida si leerlo al principio o al final. Y segundo, porque es la guinda del pastel para el libro. Resulta muy esclarecedor en algunos relatos, ya que debido a la extensión de los mismos y al posible desconocimiento del entorno en que la escritora escribió, ayuda a comprender mejor lo que la autora quiere transmitirnos. Hay que tener presente que Teffi vivió entre 1872 y 1952, y la sutileza era un arma muy necesaria para conseguir ser publicado.

 

La magia de los relatos de Teffi está en su ironía y su humor. Cada relato es una tira satírica del mundo que la rodeaba, y no deja títere con cabeza. Pero además, con toda la elegancia del mundo. Mi intención inicial era contaros un poquito de cada relato, pero creo que al ser tantos voy a escoger los que más me han gustado:

 

Un abogado de moda: Semión Rubashkin acude al juzgado, acusado de ‘propagar rumores desagradables’ en un artículo de prensa, junto con su esposa y tres amigos. Todos ellos comentan lo nimio del caso, que en breve estarán fuera desayunando. Pero Semión ha querido asegurarse de tener una buena defensa, y ha contratado a un abogado. Un abogado tan entusiasta, y con unos argumentos tan apasionados que convertirá el juicio en un espectáculo.

 

¡Señoría! ¿No pensará usted realmente que mi cliente no es otra cosa que un modesto escritorcillo de la prensa, culpable de que se le colara una frase poco afortunada en un desafortunado artículo? ¡No, señoría! Usted no debe permitirse ofenderlo de esa manera.

 

La carrera de Ecipio Africanus: Un periodista consigue hacer carrera a partir de crónicas de actos a los que no acude y noticias inventadas. Siempre es posible si utilizas descripciones neutrales, solo hay que leer los periódicos de hoy en día. La publicación de noticias demasiado verídicas acaba con multas o cárcel. Por lo que no se les ocurre otra cosa que publicar la noticia inventada del envío de unas jirafas de África a San Petersburgo, noticia que además le da para muchos artículos.

 

– Ya basta de jirafas – dijo -. Han reinstaurado la libertad de prensa. Podemos hablar de política otra vez.  No necesitamos jirafas.
– ¡Dios mío! ¿Y qué hago ahora con ellas?

 

Idiotas: Probablemente, el mejor de todo el libro para mí. Lo he subrayado casi por completo, repleto de sentencias buenísimas y colmado de verdades.

 

Convencido de que toda la sabiduría del mundo está abierta para ellos, el idiota se obligará a efectuar la tarea más ardua y por la que obtenga menos recompensa: enseñar a los demás. Nadie puede dar consejos de manera tan enérgica ni en tan gran cantidad como el idiota. Y además les sale del mismo corazón. 

 

Un amor dichoso: Puede que sea el relato más divertido de toda la compilación: una pareja de enamorados, que aparentemente se aman con pasión y devoción. Aparentemente.

 

Su plegaria no había sido respondida. El cielo relucía despejado y cruzado por el sol que flotaba como el queso sobre la mantequilla. Aquel día no llovería, de manera que tendría que ocupar el tiempo entre las dos y las cuatro de la tarde paseando en los Jardines de Verano con Sergei Ilich.

 

Con los párrafos que os he citado al menos podéis apreciar el tono de la narrativa de Teffi: exagerada y con muy mala leche.

 

Como último apunte, quiero hacer hincapié en la edición del libro. Es un libro muy pequeñito, de 120×180 mm, lo que lo hace especialmente agradable de sujetar para la lectura. Tienen varios en este formato, y todos ellos con colores muy vivos, y una enorme letra como portada: la inicial del apellido del autor. No será el último que lea, porque ya tengo 3 más esperándome en la estantería, más otros tres con otro formato de la misma editorial. Rusia ha venido para quedarse en nuestras vidas.

 

 

Título: El duende del hogar
Autor: Nadezhda Teffi
Editorial: Nevsky Prospects
ISBN: 9788493746667
Páginas: 180
Precio: 13€