Cuando @AramysRomero me propuso la lectura de este libro, no lo dudé ni un segundo, y no tenía ni idea de qué iba la novela. Pero propuesta por él, y encima novela negra, era un acierto seguro.

 

Luego me envió el adelanto editorial, del que sólo necesité leer el primer capítulo para saber que me gustaba. Pero cuando Es Pop me envió la novela, y comencé a leerla, me atrapó. No tenía nada que ver con ese primer capítulo cargado de erotismo, violencia y miedo.

 

A finales de año, algunos veíais que hice una entrada con los lugares a los que había viajado a través de los libros. África no fue uno de ellos (bueno, el norte de África si, con El tiempo entre costuras) Y es que África es el gran continente olvidado de la literatura. Hasta de Australia están proliferando las novelas últimamente. ¿Pero de África? Y cuando lees esta novela, entiendes por qué. Porque queremos mirar hacia otro lado, porque no queremos conocer esa realidad tan incómoda que tenemos en el mundo en el que vivimos. Nos han querido vender una imagen con la cara lavada de África, y más con el tema del Mundial de futbol, pero no es así. Y para eso tenemos a Roger Smith.

 

La novela arranca con una noche apasionada entre Rosie Dell y Ben Baker. Todo parece que va bien, hasta que alguien entra en la casa de Ben y lo asesina, pudiendo Rosie escapar a todo correr. Rosie es una mujer casada, tiene unos preciosos gemelos como hijos, y un marido que la adora. Pero todo se teñirá de rojo cuando finalmente den con ella los tipos que asesinaron a Ben y echen de la carretera su coche con toda su familia.

 

Aquí conoceremos a Inja, un tipo horrible, despiadado y con una tremenda sangre fría, que mata a todo aquel que se ponga en su camino. Un hombre negro tremendamente racista con la raza blanca, y muy anclado en las tradiciones africanas. Por eso, se va a casar con su tercer esposa, Sunday, una jovencita virgen que le ayudará en su salud con su virginal estado.

 

Las historias de Dell (el marido de Rosie), de Inja y de Sunday se irán entremezclando hasta encontrarse, personajes que no tienen nada que ver, de tres mundos completamente diferentes, pero en el fondo con un mismo objetivo: sobrevivir. Y es que una vez que te adentras en el África profunda, la más cruda, la que no nos muestran, lo único que puedes hacer con tu vida es sobrevivir e intentar salvar el culo cada dos por tres, porque la vida es muy complicada allí. Pero es que, claro, es difícil que sea fácil cuando no eres tú el que toma las riendas de tu propia vida.

 

Si eres una muchacha que vive en un poblado, y te venden a cambio de vacas y dinero, está claro que poco puedes hacer.

 

Si eres un hombre al que todo le viene en contra, y consiguen acusarte de la muerte de tu familia, poco puedes hacer.

 

Y si encima se cruza Inja en tu camino, estás jodido, porque hará todo lo posible por quitarte de él, sin remordimientos y sin miedo a las consecuencias, porque no las hay.

 

Como podéis ver, no es una novela fácil, tiene algunos capítulos que dan escalofríos, porque sabes que es real. Que seguramente haya un tipo así que hace su propia ley y que consigue todo lo que quiere. O casi…

 

Os dejo un vídeo en el que el propio Roger Smith nos explica los motivos de escribir esta novela:

 

Título: Diablos de Polvo
Autor: Roger Smith
Editorial: Es Pop Ediciones.
ISBN: 9788493686475
Páginas: 344
Precio en papel: 19,95 €