¡Cómo pasa el tiempo! Pues si, aquí estoy un año después de inaugurar el blog, y cuántas cosas han cambiado, cuánta gente he conocido gracias al blog, y cómo se han enriquecido mis lecturas.

 

Me costó mucho decidirme, le di vueltas durante meses, no creí que fuese capaz de escribir nada que pudiese interesar a nadie, pero la acogida de los comentarios de libros que hacía en Anobii, la de gente que me dio “puntos de utilidad” en mis minireseñas, hicieron que me animase y finalmente aquí estoy.

 

Llevo un mes un tanto ausente, de mi blog y de los vuestros, con varias reseñas pendientes de publicar. Pero ha sido un mes duro, muy duro, y he visto recomendable desconectar un poco del mundo y de mí misma.

Llevo varios días mascando el balance del año 2011, pero no acabo de darle forma en mi cabeza. Simplemente quería comentar cuánto habéis enriquecido mis lecturas y cuántos libros he descubierto gracias a vosotros. Hemos formado un grupo lector muy majo y muy libre a través de Twitter, del que han surgido lecturas fantásticas y tardes de lectura únicas, comentando a tiempo real lo que opinábamos y sin ningún tipo de restricción de cuándo leer, ni cuándo publicar la reseña, por lo que nos da mucha libertad. Otro aporte en este aspecto ha sido la creación del Café Literario por Karo, que aún nos aporta más, y el @ClubNoir de Aramys y Jabi Basterra de lecturas negras también comentadas vía Twitter.

 

Respecto a las lecturas en sí, he sido afortunada porque la gran mayoría han sido muy buenas, y he disfrutado mucho con los 54 libros que he leído este año (novelas y comics), cifra de la que estoy tremendamente orgullosa porque jamás soñé con poder ser capaz de leer tanto en un solo año.

 

He comenzado un montón de sagas de novela negra, a cual mejor, de los grandes detectives de la historia, y que sé que continuaré con ellas, porque este género cada vez me gusta y me engancha más.

 

He disfrutado de novelas narradas desde puntos muy variados del planeta, como visteis hace poco en el mapa que publiqué, y uno de los sitios donde más he disfrutado es en Oriente, Japón y China. Cada vez me gusta más la novela japonesa y sé que continuaré leyendo novelas de autores japoneses.

 

El descubrimiento del año para muchos de nosotros en el grupito que os comento de Twitter ha sido Houellebecq, que nos ha abierto las puertas a un mundo de narrativa increíble, que seguiremos leyendo y comentando, porque todos hemos acabado gratamente sorprendidos.

 

No quiero hacer un listado con los mejores ni con los peores, porque siempre he dicho que no todos los libros son para todos los lectores, ni para todos los momentos de nuestra vida. Está claro que hay libros que no leemos en el momento oportuno para ellos, lo que hace que no los disfrutemos como nos merecemos, por lo que no quiero incitar a nadie a leer o no leer ningún libro.

 

Mil gracias a todos y cada uno de vosotros, los que os pasáis por aquí, los que solo leéis, los que comentáis, los que compartís mis enlaces con más gente, los que consideráis que mi blog es digno de ser ojeado y ser leído, porque es el mejor regalo de Reyes que me habéis podido hacer. Gracias, a todos y cada uno de vosotros por este magnífico año de lecturas. ¡¡¡Un beso enorme!!!