Baila-baila-baila-leersinprisa

Continuando con la reseña anterior de La caza del carnero salvaje, os traigo la de Baila, Baila, Baila, la continuación de la historia del carnero y de nuestro protagonista sin nombre.

 

Mi recomendación para los que quieran leer Baila, Baila, Baila es que se lean antes obligatoriamente La caza del carnero salvaje. En sí la historia de Baila, Baila, Baila es cerrada en sí misma, pero tiene muchos de los ingredientes de la anterior, personajes que ya salieron y te explicaron quienes eran, lugares ya presentados a los lectores. Me gustaría saber si alguien que haya leído esta segunda parte pero no la primera ha entendido bien quién es El hombre carnero y lo que implica El hotel delfín.

 

Estamos en los 80 y se nota: usan cintas de cassette en el coche, la música que contienen es totalmente ochentera, no hay móviles, se usa contestador y el vocabulario usado por los jóvenes es propio de la época. Es menos atemporal que la anterior, se nota más en qué momento fue escrita (en 1988, sorprende ver cuánto se ha tardado en traducir)

 

Nuestro protagonista no tiene un rumbo definido en su vida. Ya no está con la modelo de orejas, a la que en este libro pone nombre (Kiki), tiene una vida solitaria y aburrida en Tokio. Siente la necesidad de volver a Sapporo en busca del Hotel Delfín de la primera aventura, por lo que decide emprender el viaje. Cuando llega a la ciudad, encuentra que el Hotel Delfín ya no existe y ha sido sustituido por un macro hotel llamado Dolphin Hotel. ¿Coincidencia? En las obras de Murakami no existen las coincidencias. En este aspecto me ha recordado mucho a Auster.

 

Pregunta, investiga, realiza rondas de preguntas incómodas para averiguar el por qué de la desaparición del otro hotel, y el por qué de usar casi el mismo nombre. Hasta que da con una recepcionista que está dispuesta a darle respuestas. Y no sólo le da respuestas, sino que le cuenta un episodio muy misterioso que sufrió en el hotel: una planta del hotel a oscuras, con olor a moho, una sala iluminada al fondo con una vela, una presencia extraña…

 

Nuestro narrador se acerca cada vez más a la recepcionista, le gusta, es guapa y tiene un toque sexy con sus gafas. Pero en un momento dado debe regresar a Tokio. Aprovechando su viaje, la recepcionista le pide un favor: si puede acompañar a Yuki, una niña de 13 años que debe viajar sola hasta Tokio también. Acepta y de esta compañía surgirá más que una compañera de viaje.

 

Los personajes vuelven a ser pocos, y esta vez con nombre. Nuestra recepcionista Yumiyoshi, la adolescente Yuki, su madre Ame, su padre Makimura, Kiki la modelo de orejas, Mei la prostituta y Gotanda. Gotanda es un antiguo amigo del protagonista que reaparece y llena la vida de nuestro amigo con su amistad, al igual que sucede con Yuki.

 

Todo parece un puzzle que poco a poco va casando. Los personajes van apareciendo y encontrándose por un motivo, todo conduce a algo y todo ocurre por alguna razón.

 

En esta novela la parte sobrenatural aparece más mezclada con los sueños y premoniciones, en ocasiones no se distingue la realidad del sueño. Eso por una parte confunde al lector, pero por otra hace que sea más sencillo comprender la trama que atribuyendo todo a un mundo real.

 

Me ha vuelto a suceder como con la novela anterior, el final me ha dejado un poco descolocada, pero el conjunto del libro me ha gustado más que el anterior. Creo que nunca había leído a un autor con el que siento que divaga y que me haga atraído tanto. No es que estuviera enganchada a la historia, sino a cómo me hacía sentir, al fluir de las palabras y los encuentros entre los personajes. Es difícil de explicar, pero en conjunto me ha gustado bastante. Y me ha hecho pensar en ella mientras no la leía, lo que creo que es uno de los grandes méritos de una trama.

 

*Este libro he podido leerlo gracias al magnífico concurso de reseñas de Price Minister. Muchos blogueros pudimos escoger entre una lista de 12 libros para que los enviasen totalmente gratis para leerlos y reseñarlos. Soy consciente de que no ganaré el concurso, tampoco lo pretendo, mis reseñas no son “profesionales”, pero con estas reseñas también se vota el Mejor libro del año. Podéis fisgar en Twitter, ya que muchos enlazaremos a @priceministeres y usaremos el hashtag #unblogunlibro. También, podéis ver reseñas en su página de  Facebook.

 

Título: Baila, Baila, Baila
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
ISBN: 9788483834351
Páginas: 464
Precio:  22 €